Producción
Anodizado

FISA posee una capacidad anual para anodizado de 13.2 millones de libras pudiendo procesar perfiles de hasta 7.3 metros de longitud.

El anodizado es un proceso electroquímico que incrementa la capa de óxido del aluminio. El proceso consiste en sumergir los perfiles de aluminio en una solución de pH ácido o básico mientras la corriente eléctrica fluye a través de los mismos. El anodizado proporciona mayor resistencia anticorrosiva, durabilidad y aísla eléctricamente la superficie del metal.

La capa natural de oxido de aluminio es de 0.02 micras. Después del anodizado esta capa crece desde 5 hasta 25 micras de espesor. FISA garantiza una capa anódica que oscila entre 10 y 25 micras dependiendo de los requerimientos del producto. La resistencia anticorrosiva aumenta al aumentar el espesor de la capa anódica. Adicionalmente al tono natural del aluminio, se pueden obtener distintos tonos a través de un proceso de coloración. Algunos de estos tonos son el champán, distintas tonalidades de bronce, dorado y negro. FISA cuenta con todos estos colores en acabados mate y pulido.

Inglés Mapa del Sitio Principal